Ciudad Visigoda de Recópolis

Situada en el término municipal de Zorita de los Canes, en el cerro de la Oliva, este yacimiento es la única ciudad visigoda de nueva planta conocida en Europa (declarado Conjunto Histórico Artístico en 1946).Fue construida en el año 578 d.C. por Leovigildo, en honor a su hijo Recaredo, tras la campaña de la Oróspeda. Fue una ciudad de gran importancia en la época, incluso en ella se acuñó moneda. Destacan sus grandes dimensiones (30ha) y su basílica paleocristiana, construida en dos fases diferenciadas, en principio una iglesia romana del siglo IV y posteriormente, una basílica coincidiendo con la transformación del antiguo núcleo hispanorromano en ciudad. Otras construcciones de interés son: murallas, acueducto, zona de viviendas, calles, canteras,… Actualmente se encuentra dentro de la Red de Parques Arqueológicos de Castilla-La Mancha poseyendo un Centro de Interpretación del Yacimiento.

Zorita de los Canes

El castillo de Zorita, el guardián del Tajo en todo su esplendor, guarda en silencio el legado dejado por los visigodos, musulmanes y calatravos a su paso por este enclave de La Alcarria que aúna naturaleza e historia.  Construido sobre una imponente roca, el castillo es la primera imagen que se ve por cualquiera de las vías de acceso que hay al municipio, que no en vano surgió a su cobijo.

No pasa inadvertido que tenemos otro compañero de viaje y emblema también del municipio: el Río Tajo, que nos conduce serpenteante al mismo corazón de Zorita. Declarado en este tramo Reserva Fluvial, allí forma un bello remanso, convirtiéndose en lugar prodigioso para el disfrute de nuestros sentidos.  El atardecer a sus pies, entre los sauces llorones que lo acarician y los patos silvestres que rompen el hechizo de su espejo, es todo un espectáculo de colores, olores, luces y sonidos.

Albalate de Zorita

El nombre de Albalate deriva de la palabra árabe “Al-Balat”, que significa “el camino”, ya que el término era atravesado por una vía romana procedente de Segóbriga (Cuenca) hasta  el Tajo. El Rey Alfonso VIII en el año 1175, concedió la Villa a la Orden de Calatrava, que la unió a su jurisdicción, bajo el Fuero de Zorita hasta 1566, cuando el Rey Felipe II vende el municipio a su valido D. Ruy Gómez de Silva, Príncipe de Éboli. Así, Albalate de Zorita queda unido a los Mendoza hasta principios del s. XIX, cuando se procedió a la abolición de los señoríos.

La Santa Cruz, patrona de Albalate, fue encontrada un 27 de Septiembre de 1514. Se trata de una joya de orfebrería del siglo XIII, de bronce dorado, y cuelgan de sus brazos dos cadenillas. Este hecho fue tan relevante, que los Reyes Carlos I y Felipe III visitarán la villa para adorarla.

Dentro de su rico patrimonio histórico destaca la  Iglesia de San Andrés, con su portada principal de finales del siglo XV, gótico isabelina con elementos renacentistas, que alberga la Capilla de la Santa Cruz. La Fuente de los Trece Caños es un símbolo de la Villa, del siglo XVII, renacentista.  A las afueras encontramos la Ermita de Cubillas, construida en el siglo XIII, de la época del románico tardío. Alberga una de las mejores colecciones de canecillos de estilo románico de la provincia, 31 en total, todos diferentes, y de variadas temáticas.

Además Albalate posee un entorno natural privilegiado, situada a los pies de la Sierra de Altomira. La Urbanización Nueva Sierra está considerada como una de las más grandes de Europa. Se ubica en un marco incomparable, en plena naturaleza.

Las fiestas de  botargas-danzantes de San Blas, el 3 de febrero, y la Pasión Viviente que se celebra en la tarde del Sábado Santo, están declaradas Fiestas de Interés Turístico Provincial.

Almonacid de Zorita

La Villa de Almonacid de Zorita se halla en el sureste de la provincia de Guadalajara, en la comarca de la Alcarria Baja, que desde un punto de vista geohistórico se conoce como Tierra de Zorita.

Está enclavada en un amplio valle en torno al Tajo, que conforma en gran medida su paisaje. Su clima es Mediterráneo Continental, con veranos cortos y calurosos, e inviernos largos y fríos.

El mayor número de habitantes de que se tiene constancia en los registros corresponde al siglo XVI, con unos 3.200. El censo del año 1981 contaba con 1.099 habitantes, que es como se ha mantenido con leves oscilaciones hasta ahora.

El siglo XX trajo a Almonacid un aire definitivo de progreso. Su ancestral dedicación a la agricultura se vio modificada. La construcción de la presa de Bolarque y su poblado anejo a principios del siglo, la Central Nuclear “José Cabrera” en los años sesenta, y la posterior construcción del trasvase Tajo- Segura, en los setenta, hizo que su ancestral dedicación a la agricultura, se desviase en buena parte hacia la construcción y los servicios.

 

Para más información: http://almonaciddezorita.org

Bolarque

El término municipal de Pastrana tiene aproximadamente 100 km2. En su límite con el de Almonacid de Zorita se encuentra el embalse de Bolarque. Es necesario salir del pueblo dirección Tarancón por la CM-200. A 8 km tomamos a nuestra derecha una bifurcación que indica Sayatón-Anguix-Sacedón. A 6 km (en Sayatón) un desvío a nuestra derecha nos indica “Embalse de Bolarque 3.5 km”. poco a poco el paisaje de cereal se va convirtiendo en un tupido pinar. Aparcamos el vehículo junto al puente. La ruta es circular, pues permite ascender hasta el dique por una orilla del río Tajo, cruzar la presa y bajar por la otra orilla al mismo punto de partida. Todo este recinto, inaugurado por el SM Alfonso XIII en 1910 es un precioso parque que conserva buena parte de los edificios originales (la escuela, la capilla, las casas de los ingenieros y de los obreros..) Un bello ejemplo de la arquitectura industrial de principios del s.XX

Dificultad: baja
Tiempo empleado: 50 minutos

Sierra de Altomira

La Sierra de Altomira es una zona protegida que forma parte de la futura Red Natura 2000. Situada entre las provincias de Guadalajara y Cuenca se extiende desde Mazarulleque a Buendía, por el lado de Cuenca, incluyendo parte de los términos municipales de ambos, más Jabalera y Garcinarro. En Guadalajara desde Albalate de Zorita hasta Sacedón, incluyendo a Pastrana, Sayatón, Almonacid y Zorita de los Canes.

Esta sierra asienta tres embalses: Buendía, Entrepeñas y Bolarque. La abundancia de agua y el clima han facilitado la existencia de un bosque mediterráneo de incalculable valor: pinos, encinas y quejigos se abren paso entre coscojas, enebros, pistacias, romeros y jaras. En las zonas más umbrías podemos encontrar madroños, durillos, boj, madreselvas, …

Además existe una especie endémica el “Antirrinum microphyllom ROTH”, planta rupícola que crece en las grietas de las rocas calizas, en paredes verticales poco fisuradas.

Micro reserva Cerros Margosos de Pastrana y Yebra

Situada en la confluencia del río Arlés y el arroyo del Val con el río Tajo alberga las únicas poblaciones conocidas de Limonium erectum, endemismo exclusivo de la provincia de Guadalajara cuyo hábitat resulta sumamente específico, vive sobre suelos margo-yesosos y afloramientos salinos rezumantes.

Otras especies de gran interés son: Lepidium cardamine, Gypsophila bermeyoi y Ophrys omegaifera subs. dirys.