El 20 de enero, con una misa y procesión empieza el día de San Sebastián, patrón de Pastrana.

Eligiendo el fin de semana más cercano, para garantizar la asistencia de todos, una gran comida popular compuesta por migas y gachas elaboradas al estilo pastranero y amenizada por dulzaina y tamboril hace que celebremos como se debe el día de nuestro patrón. Es en la Plaza del Deán junto al Convento de San Francisco donde encontramos toda esta actividad festiva.

Esa misma noche, alrededor de las diez de la noche, la ronda de Pastrana con jotas y seguidillas ´echa la primera´ en casa del alcalde y siguen recorriendo las casas de los quintos; mozos y mozas que cumplen la mayoría de edad en el año. Es orgullo para estas familias la llegada de la ronda y poder agasajar con dulces y licores a toda la comitiva. No es difícil oír coplas como: ´El Palacio de Pastrana, es de piedra y pesa mucho, y el que no quiera creerlo, que venga y lo coja a pulso´. La Ronda de los Quintos está declarada Fiesta de Interés Turístico Provincial.