Sin llegar a la relevancia de otros personajes ilustres relacionados con Pastrana, don Mariano Pérez y Cuenca es un personaje clave en la historia de la Villa, pues fue el gran defensor del patrimonio religioso en el tiempo de las desamortizaciones.
Nació en Pastrana en 1808, iniciando sus estudios en el sacerdocio, llegando al grado de presbítero y ocupando diferentes cargos en el cabildo de la iglesia-colegiata. Su vinculación a la colegiata hizo que hasta ella llevara inmensidad de retablos, cuadros y otras obras procedentes de los diferentes conventos pastraneros desamortizados. Su labor como salvaguarda del patrimonio artístico-religioso fue encomiable, pues gracias a él Pastrana hoy conserva un gran y admirado patrimonio.
También debemos de recordar a don Mariano Pérez y Cuenca como escritor e historiador de Pastrana, pues fueron varias las obras que escribió sobre su historia eclesiástica y devocional, destacando su obra “Historia de Pastrana”, punto de partida para conocer la historia, las tradiciones y el patrimonio de la villa alcarreña.