Domingo, 16 Diciembre 2018
 

.:: Ayuntamiento de Pastrana ::.

  • Aumentar fuente
  • Fuente predeterminada
  • Disminuir fuente
Inicio > Noticias > Cultura > El Ayuntamiento de Pastrana saca a concurso la rehabilitación del Convento de San Francisco

El Ayuntamiento de Pastrana saca a concurso la rehabilitación del Convento de San Francisco

E-mail Imprimir

Convento de San Francisco de Pastrana1webPastrana. 26 de noviembre de 2018.  El Ayuntamiento de Pastrana va a acometer la restauración del último gran monumento que quedaba por rehabilitar en la villa ducal: la Iglesia y Sacristía del Convento de San Francisco, en la Plaza del Deán. Con este fin, sacó a concurso las obras, que serán adjudicadas definitivamente en unos días.

Con esta iniciativa, el Ayuntamiento de Pastrana pretende, en primer lugar, recuperar el esplendor de un monumento histórico, estrechamente ligado al linaje de los Mendoza, de cuya estirpe desciende la Princesa de Éboli, icono de Pastrana junto a Santa Teresa de Jesús.  No en vano, fue costumbre que los hombres de este linaje se enterraran con el hábito de la orden.
Pero además, también el Consistorio pretende llenarlo de vida y convertirlo así en baluarte de la iniciativa comarcal conjunta 'Alternativa a Zorita'. El proyecto de restauración es obra del arquitecto Juan de Dios de la Hoz, reciente VII Premio Internacional de Nueva Arquitectura Tradicional 2018 Rafael Manzano, por el dominio de las formas y de las técnicas tradicionales e históricas mostrado en muchas de sus intervenciones en el patrimonio histórico. Entre estas obras destacan las realizadas en Lorca, donde bajo su dirección se han reconstruido los principales edificios de la ciudad que habían sido arruinados o dañados por el terremoto que afectó a la localidad en 2011.
Las obras, cuyo inicio está previsto para finales de año y cuya duración estimada será de doce mesea, convertirán la antigua Iglesia del Convento en un Centro de Interpretación del libro 'Viaje a la Alcarria' y de La Alcarria Baja. A la conclusión de los trabajos, el edificio será el lugar donde se reciba a los turistas y se les aporte información, no solo de la villa ducal, sino también de la comarca. “Como hemos comentado en diferentes foros, nos vamos a promocionar de manera conjunta, presentando una oferta amplia que invite al turista a pernoctar. Pretendemos cambiar la idea inicial de los visitantes que vienen y van desde Madrid en un mismo día. Queremos que pasen el mayor tiempo posible en La Alcarria y  que conozcan las ricas posibilidades culturales, patrimoniales y de ocio activo que atesora”, explica Ignacio Ranera, alcalde de Pastrana.  
Así, la Iglesia del Convento de San Francisco mostrará la oferta y los productos turísticos de la comarca, desde las propuestas de turismo activo relacionadas con los deportes y el ocio acuático, como las aventuras en kayak que se pueden vivir en el Tajo a la altura de Zorita o de Almonacid,  hasta la belleza de la práctica del senderismo por la Sierra de Altomira o las posibilidades deportivas y de ocio del pantano de Entrepeñas y del Lago de Bolarque. Igualmente, y como Centro de Interpretación, la Iglesia de San Francisco aportará al visitante información sobre las denominaciones de origen del Vino de Mondéjar, asentada en los términos municipales  de  Mondéjar, Pastrana y Sacedón,  de la Miel de la Alcarria, y del Aceite de Oliva de La Alcarria. Lugar destacado ocuparán igualmente productos turísticos culturales,  como la visita a la ciudad visigoda Recópolis, al Castillo de Zorita o al Siglo de Oro de Pastrana y sus diferentes posibilidades. Y, por supuesto, también se hablará de la que es, junto a la miel, la otra gran seña de identidad de esta tierra: el 'Viaje a la Alcarria' de Cela.  
Estructuralmente, y partiendo de una entrada acristalada que será lo primero que se encuentren los visitantes, habrá paneles expositivos, que describirán los tesoros de la comarca. El ábside de la Iglesia albergará la zona de proyección de imágenes con la oferta turística natural, cultural, patrimonial y gastronómica de La Alcarria Baja.
La nave de la Iglesia, además, será el gran salón de actos culturales de las asociaciones Banda de Música, Coral La Paz, Grupo de Teatro Moratín y Damas y Caballeros, y de actos sociales diversos organizados por ellas, albergando un escenario en la zona del ábside que permitirá la actuación de estos grupos, mientras que, el centro de la nave, podrá albergar un aforo de unas 400 personas, mobiliario que se montará y desmontará según necesidad, convirtiendo la antigua Iglesia en un espacio turístico-cultural polivalente y multifuncional.
El plazo estimado de obras es de doce meses, y exigirá una inversión aproximada de 615.000 euros, IVA incluido. Los trabajos afectarán a una superficie en planta de la iglesia de casi 500 m², más el patio interior, y los actuales aseos, y alrededor de 3.000 m² de muros. Comenzarán por los estudios arqueológicos y de paramentos, y terminarán con los de arreglo de paredes, bóvedas, suelo nuevo, pintura, carpinterías, nuevo coro e instalaciones de redes.  

El proyecto de restauración
El objeto del proyecto de Juan de Dios de la Hoz es restaurar la Iglesia del Monasterio de San Francisco para destinarla a Centro de Turismo e Interpretación de la Comarca y Recepción de Visitantes. Es por ello que será, a un tiempo, sala multifuncional a la vez que tendrá un uso turístico. Este nuevo destino del edificio será compatible con la conservación de la imagen, tipología y características originales del edificio. “Es un honor, y un privilegio, intervenir sobre edificios como la Iglesia del Convento de San Francisco de Pastrana, en los que trabajaron los mejores arquitectos, maestros y oficiales del pasado. Son inmuebles extraordinarios que nos enseñan muchísimas cosas y a los que es necesario dedicar mucho tiempo para su estudio y análisis, antes de cualquier toma de decisiones. Nuestro estudio, Lavila Arquitectos, está especializado en este tipo de intervenciones. Creemos firmemente que este tipo de actuaciones deben encomendarse a profesionales y a empresas especializadas en la recuperación del Patrimonio Histórico.  Espero que el edificio nos de muchas sorpresas agradables en materia de arqueología, pintura o bóvedas, y que todos los habitantes de Pastrana y quienes lo visiten, puedan apreciarlo muy pronto”, valora el arquitecto.

El proyecto de Juan de Dios de la Hoz mezcla de lo nuevo y lo viejo. Lo hace mediante una metodología científica que valora las aportaciones de todas las épocas existentes en el inmueble, a la vez que va a  incorporar nuevos elementos, en este caso preferentemente construidos con materiales y técnicas tradicionales. Así, el arquitecto propone sobre todo la utilización de madera, piedra y cal para restaurar los elementos perdidos o deteriorados, de forma que estas  aportaciones sean lo más compatibles posible con las existentes.

Como quiera que el edificio será de pública concurrencia, el proyecto también se centra en dotar al edificio de las instalaciones necesarias para su uso, incluyendo proyecciones audiovisuales, iluminación, megafonía o climatización. Queda para el futuro la propuesta de obras destinadas a la adecuación exterior del edificio. Lógicamente, se eliminarán los procesos patológicos que actualmente se producen, a la vez que los planos han tenido en cuenta aportar facilidades para su mantenimiento. Por último, el proyecto propone evitar los deterioros producidos por los agentes atmosféricos, reparar los elementos e instalaciones en mal estado, como la cubierta, las bajantes y las instalaciones sanitarias, realizar la apertura o cerramiento de huecos modificados, la recuperación del coro, realizar todas aquellas obras de consolidación para evitar la ruina o el derrumbamiento de cualquier zona del edificio, y recuperar policromías solado e iluminación.
 
Fundado originariamente en 1436, en el sitio de Valdemorales, el Convento se trasladó a extramuros de Pastrana en 1460. Aunque se construyó en diferentes épocas, es el único previo a las fundaciones conventuales de Santa Teresa,  que llegarían en el siglo XVI. La parte más antigua que se conserva son los cuatro muros de cal y canto y la espadaña de la Iglesia. Perteneció a la Orden Franciscana, pero fue desamortizado en  el año 1836. Desde entonces ha tenido diferentes usos en la villa ducal, habiendo cumplido cometidos tan dispares como cárcel o  juzgado de primera instancia.  El Convento de San Francisco fue recuperado por la Escuela Taller de Pastrana, y durante muchos años fue la sede la Feria apícola, concretamente hasta 2006, cuando se trasladó a la Plaza de la Hora.